PARA DORMIR, NADA COMO EL LEXAVIN

PARA DORMIR, NADA COMO EL LEXAVIN

Loreto . Publicado en El Mundo Del Vino, No sin mi vino... 1172 Views

Antes de tener hijos era clavadita a Cindy Crawford. Quizás no tanto en las hechuras como en la regla de oro de toda modelo que se precie: dormir 8 horas diarias mínimo. Era capaz de pillar la almohada sin ganas y fundirme en un reparador sueño que me tersaba la piel y hacía brillar los ojos.

Pero algo cambia en tu equilibrio interior cuando tienes hijos. De repente te sacude el llamado instinto maternal y nada vuelve a ser lo mismo. Es como si te crecieran unas antenas hiper sensibles que captaran cualquier ruidito relacionado con tu vástago, de forma que el dormir más de tres horas seguidas se antoja todo un lujo. Cuando despiertas por la mañana, ojerosa y derrotada sin haber empezado aún el día, reflexionas en por qué la naturaleza es sabia pero un pelín cruel.

Afortunadamente, creo haber encontrado la solución a mis desvelos. Tras probar métodos naturales (baños con sales cósmicas), herbales (tisanas de sabor infame) y químicos (pastillazo al canto), encontré el método infalible. Una dosis bien preparada es suficiente para destensar los músculos, relajar la mente y reducir el nivel materno-instintivo a niveles compatibles con la vida. En casa lo llamo Lexavín pero en tienda se llama Vermut de Luna Reserva.

vermut-de-luna-tomevinos

El vermut es un vino fortificado que se macera con hierbas diversas y el arte está en equilibrar amargores y dulzores. Es muy propio del aperitivo a mediodía por aquello de que invita a comer, pero yo lo recomiendo al final del día, antes o durante la cena.

Sus propiedades relajantes ya fueron estudiadas por Hipócrates (a quien se le atribuye la invención). Yo sólo puedo certificar que el Vermut de Luna servido bien frío (casi gélido) casa admirablemente bien con cualquier producto salado, especialmente el porcino (con el jamón es una bomba en boca), pero bebido solo hace también las delicias de mi paladar.

Y sobre todo contribuye al correcto funcionamiento de mis funciones del sueño. Se llama de Luna porque se macera en ánforas de barro durante 7 lunas, pero en mi caso el nombre me remite a que en cuanto sale la luna, es momento de ponerse un buen vermut y desconectar hasta la mañana siguiente.  ¡imposible olvidarse de la receta!

Sobre TomeVinos

Nuestro deseo es que la experiencia de comprar y regalar vino sea toda una delicia. Y todo un reto, con novedades continuas en todas nuestras tiendas de vinos. Nuestra apuesta es por los vinos de calidad, tanto de nombre reconocido como de bodegas pequeñas que tienen mucho que contar. Nuestro empeño es ofrecer un gran producto, con un gran servicio y a buen precio. Pídanos ayuda, nos encanta acertar.

Nuestras Fotos