Ojalá que llueva café asiático sin descanso

Ojalá que llueva café asiático sin descanso

Loreto . Publicado en No sin mi vino... 1135 Views

El café no es mi bebida preferida. Por razones obvias. No lleva uva ni taninos.Por lo menos está tostado, como mis amadas barricas. Y es diurético y despeja la mente. Supongo que podría ser peor.

En casa tenemos tres cafeteras distintas a cada cual más galáctica porque no nos gusta mucho el café. El razonamiento es que algo debemos estar haciendo mal y seguimos intentándolo. Hemos cambiado de marca y los bares de presión a ver si damos con el café perfecto, pero el desayuno sigue siendo un momento aburridillo en casa.

Hasta este verano. He descubierto el café de mis sueños. Hace falta una tabla doble de abdominales, estiramientos evolucionados y media hora de marcha rápida para bajar las calorías encubiertas del invento, pero merece la pena a todas luces.

Se trata del café asiático. El invento cartagenero más interesante desde el submarino de Isaac Peral.

La historia es chula. A principios del siglo XIX los marinos procedentes de rutas asiáticas que recalaban en Cartagena pedían su café con leche condensada y cognac. Versión “de las Indias” del carajillo de toda la vida. A refinados no les ganaba nadie.

Con el tiempo, la receta se popularizó y se le añadió Licor 43 (también de origen cartagenero), limón y canela. Vamos, que se mejoró el tema y se le añadió un punto de sofisticación encomiable.

cafe-asiatico-licor43
Una, que veranea en la Costa Cálida de siempre, ha tardado un poco en descubrir este brebaje placentero y especiado. Pero estoy recuperando el tiempo perdido a grandes pasos. Me gusta en sus dos versiones, con el café recién molido y en caliente, o el de verano, donde se utilizan granizados de café y leche merengada para darle un toque más ligero y gélido.

No sé los que llevo ya. Aquí en cuanto te despistas te están pidiendo una ronda. Y todos lo hacen bien. Desde el chiringuito medio cutre de nombre olvidable hasta el local más cool de la zona. Lo deben llevar en el adn portuario.

Así que reivindico el café asiático a nivel ibérico, nacional y hasta mundial. En Asia, que no salen del té, cuando podrían estar disfrutando de este bebedizo singular…

Emulando a mi Juan Luis Guerra, “pa que todos los niños canten en el campo, ojalá que llueva café asiático a sus padres sin descanso”…

Sobre TomeVinos

Nuestro deseo es que la experiencia de comprar y regalar vino sea toda una delicia. Y todo un reto, con novedades continuas en todas nuestras tiendas de vinos. Nuestra apuesta es por los vinos de calidad, tanto de nombre reconocido como de bodegas pequeñas que tienen mucho que contar. Nuestro empeño es ofrecer un gran producto, con un gran servicio y a buen precio. Pídanos ayuda, nos encanta acertar.

Nuestras Fotos